26 de nov. 2011

Aniversario de la masacre de Guyana

La edición del Telediario mostrando imágenes del suicidio colectivo de Guyana amargó la cena a millones de televidentes a finales de noviembre de 1978:.

909 miembros -incluyendo niños y bebés- de una secta religioso-revolucionaria llamada People's Temple se suicidaron bebiendo refrescos envenenados con un cóctel de cianuro y varios productos de efecto sedante: Valium, hidrato de cloral y un medicamento llamado Phenergan. El motivo sigue resultando incomprensible 33 años después del suceso.

Un profeta llamado Jim Jones había instalado la comunidad de sus seguidores en Jonestown, una finca adquirida en medio de la selva de Guyana donde intentaban sobrevivir explotando la agricultura. Sus creencias eran un batiburrillo de otras religiones e ideologías sin pies ni cabeza excepto por la confianza que todos los fieles tenían depositada en Jones.

En 1978 existía ya en California un grupo de Familiares Preocupados (Concerned Relatives) y había tenido lugar el hallazgo del cuerpo mutilado de un miembro del Temple que, al parecer, deseaba abandonar la secta. El miembro del Congreso de los E.E.U.U. Leo Ryan viajó a Guyana para visitar Jonestown encontrándose desde el principio con la oposición de Jones.

Durante la breve investigación llevada a cabo, el congresista recibió las peticiones de ayuda para escapar de varios habitantes de Jonestown y, de hecho, emprendió el viaje de regreso acompañado de un grupo de desertores. En el momento mismo de emprender el vuelo, uno de ellos empezó a disparar asesinando a Ryan y otras dos personas e hiriendo a nueve. Las noticias tardan en circular en la selva y cuando, 24 horas más tarde, la policía de Guyana llega al escenario del crimen descubre que, además del tiroteo en el aeropuerto, había tenido lugar el escalofriante y demencial suicidio colectivo de los miembros del People's Temple.

Jim Jones fue encotrado muerto de un tiro en la sien al parecer disparado por sí mismo.


Unos cuantos links de Internet:

La Web de uno de los antiguos miembros de la secta:
http://www.jonestownlegacy.com/

Un estudio de la Universidad de San Diego:
http://jonestown.sdsu.edu/
Especialmente interesante es el extracto del libro de uno de los miembros del personal médico encargado de recoger los cadáveres.

Esta es la grabación de los discursos e instrucciones de los líderes de la secta a sus miembros invitándoles a cometer lo que les dio por llamar suicidio revolucionario:
http://www.archive.org/details/ptc1978-11-18.flac16

Un documental sobre los hechos. Y no lo he podido ver, advierto:
http://www.youtube.com/watch?v=DrBxRhvOwDI

Y el memorial de la víctimas que mantienen los supervivientes de la secta de Jones:
http://www.jones-town.org/

Finalmente, ésta es la lista de los suicidas:
http://www.rickross.com/reference/jonestown/jonestown58.html

La Wiki, como es habitual, contiene mucha información:
http://en.wikipedia.org/wiki/Jim_jones
http://en.wikipedia.org/wiki/Jonestown

Especialmente interesante es la entry sobre los suicidios colectivos:
http://en.wikipedia.org/wiki/Mass_suicide

La frase "Drink the Kool-Aid" ha pasado al lenguaje coloquial para referirse a la obediencia ciega irracional. Al parecer, la bebida que los suicidas ingirieron mezclada con el veneno era Flavor-Aid, no Kool-Aid, pero la memoria popular ha elegido recordar la otra marca. Es un dicho políticamente incorrecto y de mal gusto.

La masacre de Jonestown constituye el comienzo oficial de la idiocracia y debe permanecer en nuestras memorias, colectiva e individual, para advertirnos de las consecuencias del borreguismo, de la fe ciega en los mesías y de lo peligroso que es actuar sin pensar.